viernes, 10 de octubre de 2008

DESDE LA DISTANCIA: 10 DE OCTUBRE DE 2008

Fin de semana en el que se impone la comedia. De los siete estrenos que adornan nuestra cartelera, seis se inscriben bajo los dictados de la risotada. Estos son los resultados:


HAPPY. UN CUENTO SOBRE LA FELICIDAD (REINO UNIDO) UN ROSAL



Una nueva Amelie Poulain se planta en nuestras vidas para recordarnos que hay otra forma de enfocar la existencia. Resumiendo: otra insoportable protagonista con problemas en su glándula puritaria que nos saca de quicio durante casi dos horas, y que además viene firmada por ese especialista en la comedia que es Mike Leigh (Vera Drake, Indefenso, Secretos y mentiras ...)





SEXYKILLER (ESPAÑA) UN JOHN RAMBO

No puede tener más pinta de truño. Se nota mil que este proyecto no pasa de su punto de partida (una asesina en serie fashion victim), y que no han desarrollado lo que se entiende por una trama coherente. Pese a ello, le concedo el John Rambo de la duda por estar protagonizada por ese animal cómico que es Macarena Gómez.






TRES MUJERES Y UN PLAN (USA) UN ROSAL

Me llama la atención que en cuanto dos o más mujeres se alían para cometer un atraco, la historia siempre sea tratada con un tono de comedia. Todavía desconozco un título en el que se tomen en serio un robo perpetrado por unas féminas. La verdad es que no entiendo cómo el género del asaltante puede condicionar tanto la historia. ¿Acaso resulta impensable que un grupo de mujeres se pueda comportar de un modo tan profesional como lo suelen hacer las bandas compuestas únicamente por rabos? La cuestión es que la fórmula parece funcionar.




SANTOS (ESPAÑA) DOS ROSALES


Nueva vindicación freak fea, mal hecha y donde se confunde el chiste privado con el gag cómico. Lamentable.



UNA CONEJITA EN EL CAMPUS (USA) DOS JOHN RAMBO

Una de mis debilidades. Cualquier película que transcurra en un campus universitario me tiene ganado medio corazón. Por lo que veo, ya no basta con meter a una rubia de cascos ligeros (UNA RUBIO MUY LEGAL), sino que directamente tiene que ser una conejita play-boy. Para que la cosa hubiera tenido más gracia, creo que tenían que haber puesto de prota a una verdadera conejita y no a la buena de Anna Faris. Seguro que en la mansión de Playboy hay mucho más talento para la comedia del que podamos imaginar.

1 comentario:

Doc Moriarty dijo...

Vi Sexykiller en Sitges y me lo pasé en grande. Me esperaba un mierdo enorme, así que la sorpresa fue más que grata, grataza.